Publicado en Consumo de drogas/Salud Mental

Descubren nuevos cambios en el cerebro relacionados con el consumo ocasional de marihuana

Descubren nuevos cambios en el cerebro relacionados con el consumo ocasional de marihuana

Fuente: The Journal of Neuroscience.
Fecha: Abril 2014

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) –

f82db7ed465977efce543ad334cb937d f27a7c6817ad1cd51bd6b78065743747 d221b99b2437f5c2d4d018ac51e7492b ca6725772f27da3d2b795cdbe494fe1f

El tamaño y la forma de las dos regiones del cerebro implicadas en la emoción y la motivación pueden ser diferentes en los adultos jóvenes que fuman marihuana por lo menos una vez por semana, según advierte un estudio que se publica este miércoles en ‘The Journal of Neuroscience’. Los hallazgos sugieren que el uso recreativo de marihuana puede conducir a cambios en el cerebro no identificados previamente y pone de relieve la importancia de la investigación destinada a comprender los efectos a largo plazo del consumo entre bajo y moderado de marihuana sobre el cerebro.

b27e41ff2fdb306efd81cf79c635caa8

La marihuana es la droga ilícita más consumida en Estados Unidos, con un estimado de 18,9 millones de personas que informan sobre uso reciente, según el análisis con datos más actuales de la Encuesta Nacional sobre Consumo de Drogas y Salud Mental. El consumo de marihuana se asocia a menudo con problemas de motivación, atención, aprendizaje y memoria.

390750ed6882ba5b5a970fd4c8117bf4

Además, estudios previos en los que se ha expuesto a animales al tetrahidrocannabinol (THC), el principal componente psicoactivo de la marihuana, muestran que la exposición repetida a la droga provoca cambios estructurales en las regiones del cerebro involucradas con estas funciones, pero se sabe menos acerca de cómo un consumo de bajo a moderado afecta a la estructura cerebral de las personas, sobre todo adolescentes y adultos jóvenes.

97069dbdb3da1f5fb506d6f9029b9681

En el trabajo actual, Jodi Gilman, Anne Blood y Hans Breiter, de la Universidad de Northwestern y el Hospital General de Massachusetts/Escuela de Medicina de Harvard, todos en Estados Unidos, usaron imágenes de resonancia magnética para comparar los cerebros de personas de 18 a 25 años edad que dijeron fumar marihuana al menos una vez por semana con los que tienen poco o ningún historial de consumo de esta droga.

40809cc10f791636c21e392b4efa91ae - copia

Aunque las evaluaciones psiquiátricas descartaron la posibilidad de que los usuarios de marihuana fueran dependientes de la droga, los datos de las imágenes revelaron que tenían diferencias cerebrales importantes. El núcleo accumbens, una región del cerebro conocida por estar involucrada en el procesamiento de la recompensa, era más grande y tenía su forma y estructura alteradas en los consumidores de marihuana en comparación con los que no la tomaban.

973a08170b7463861ff86aab34d70dd7 - copia

“Este estudio sugiere que incluso el consumo leve o moderado de la marihuana recreativa puede causar cambios en la anatomía del cerebro”, alerta Carl Lupica, que estudia la adicción a las drogas en el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas y no participó en este estudio. “Estas observaciones son particularmente interesantes, ya que los estudios anteriores se han centrado principalmente en el cerebro de los fumadores de marihuana y se han ignorado en gran medida los cerebros de los usuarios ocasionales”, añade.

865d42626127a1a8791bdac35d29f8aa - copia 90cf7a86e3df93e88c79161c82dd6663 - copia 9f88259c0931da30ebdb5fddc91418f3 - copia

El equipo de científicos comparó el tamaño, la forma y la densidad del núcleo accumbens y la amígdala, una región del cerebro que juega un papel central en la emoción, de 20 usuarios de marihuana y 20 no consumidores. Se pidió a cada consumidor de marihuana que informara sobre su consumo de drogas durante un periodo de tres meses, incluyendo el número de días que fumaba y la cantidad de la droga que tomaba diariamente.

2a5bd2fbb74471d8a476192af6808810 - copia

Los científicos encontraron que cuanto más marihuana dijeron consumir los que sí tomaban esta droga, mayores eran las anomalías en el núcleo accumbens y la amígdala, además de que la forma y densidad de ambas partes también difería entre los consumidores de marihuana y los no usuarios. “Este estudio plantea un fuerte desafío a la idea de que el consumo de marihuana ocasional no está asociado con malas consecuencias”, concluye Breiter.

6cab9e4f8d691b3d28a414219612d79e - copia

Brain-and-Marijuana

Para acceder al texto completo es necesario consultar las características de suscripción de la fuente original:  http://www.jneurosci.org/

6fb23c076ef364d8c46727e3ec246a02 - copia 6cb68dc0614b3a1e4e5ff32c85e4383d - copia

cannabrain

Fuente que utilizo:   http://www.psiquiatria.com

Autor:

Trato hoy desatando y doy la amargura feliz al prójimo, en la vida que ya viví en la soledad amamantada, no hay un gramo de color no vivido,el que yo quiero, lo otro es el orgullo de nuestras naciones, que nos impulsan denostados, al vergel del paraíso, una y otra vez lo juro; pero no me lleves la contraria, cuando se te ven los ojos rubillos, de querer lo que no se puede, de hecho lo conseguido me deja vivir bien, y sentir el cariño del país y sus vienes raíces, estoy bien ,esto no es poco ,lo que vamos viendo... José María Medina Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s