Publicado en INTERSUBJETIVIDAD/TRASTORNOS

Nuevas perspectivas en psicoanálisis,psicoterapia y psiquiatría.La intersubjetividad y los trastornos complejos

feca39cc1c039d98f4ebd03b483af67a e7fd3211cf4919e0fc0e65b86b094cf0

Winnicott y Kohut. Nuevas perspectivas en psicoanálisis, psicoterapia y psiquiatría. La intersubjetividad y los trastornos complejos

Publicado en la revista nº027

Autores: Nemirovski, CarlosDeprati, Dora

Nota: Las citas textuales del autor del libro aparecen entrecomilladas, las de los autores de referencia en cursiva.

             
INTRODUCCIÓN. MI CONTEXTO PERSONAL
El autor realiza una amplia revisión de las perspectivas de Winnicott y Kohut en torno a los fenómenos iniciales de la vida psíquica, con el propósito de aportar “herramientas para la comprensión de la constitución de las estructuras psíquicas del adulto”.
Comienza el trabajo haciendo referencia a su historia personal y profesional, al contexto histórico-social, a sus maestros, supervisores e instituciones, para ubicar especialmente, la experiencia con una paciente borderline como punto de inflexión en su devenir teórico hasta su posicionamiento actual. Camino recorrido desde el aparato psíquico de Freud, pulsional, cerrado, que busca la descarga, hasta la construcción intersubjetiva en el reconocimiento y comprensión de la clínica de hoy, marcada más por la “incertidumbre, superficialidad e inconsistencia del ser”, sostiene el autor, que por el conflicto entre el deseo y la defensa.
Finalmente, hace un reconocimiento a la institución psicoanalítica en la formación y el desarrollo profesional, al mismo tiempo que pone en cuestión el análisis didáctico por el obstáculo que conlleva en el análisis del poder.
 d567afa7ee66c43f38226e6be263395f df8e9d65e47598d09f60b973a6d443a9
CAPITULO 1. EL DESARROLLO PSÍQUICO TEMPRANO DESPUÉS DE FREUD. EL CONTEXTO TEMPORAL
Nemirovsky inicia el capítulo con un recorrido de la historia del psicoanálisis subrayando hitos como fueron las polémicas de Freud con Jung, Adler, Rank, Stekel y Ferenczi, la escuela inglesa con el análisis a niños y psicóticos, las controversias de Melanie Klein con Anna Freud, el desarrollo del psicoanálisis americano y las ideas de Lacan para, finalmente, citar a Green cuando sostiene que “desde la muerte de Freud y aún antes, sin duda, ya no es posible referirse a la teoría psicoanalítica en singular”.
decb57d84127931b89b23c36a38ec0b8
Se detiene en el momento histórico y en el contexto victoriano en el que se gestan los inicios de Freud, con el auge de los métodos científicos por un lado y la impronta del subjetivismo cultural por otro, que hacen que la búsqueda de la verdad y el logro de la individualidad psicológica hayan sido valores fundamentales de su investigación. En este marco y en la intimidad de su vida familiar, Freud sienta las bases del método analítico y crea una metapsicología para la neurosis. Complejo de Edipo, sexualidad infantil, realidad psíquica, instancias y formación de estructuras son su piedra fundamental; privilegio de la histeria, dice el autor, en aquel contexto, frente a la patología actual, “de ausencias, desencuentros y separaciones, que exige concepciones incluyentes del medio familiar y social”.

4542d123a813f2d30a521c5e4eccccd8

Es en este punto que encuentra a Winnicott dando jerarquía a los factores ambientales en la constitución del psiquismo temprano y a Kohut con su concepción del narcisismo como “motor” de la vida psíquica.
Algunos aportes posfreudianos al desarrollo psíquico temprano
69ab1c292f3442e56d6e9f7bc65d3eb9
El autor plantea que las perspectivas de Winnicott y Kohut y los desarrollos posteriores abren nuevas líneas conceptuales en torno al psiquismo temprano, más allá de la posición teórica tradicional basada en el desarrollo sexual infantil.
Conjuntamente con Mahler y otros, otorgan al medio ambiente prioridad sobre lo instintivo; Winnicott postulando la necesidad por parte del niño de objetos que lo sostengan y acerquen al mundo objetal y Kohut con su idea del narcisismo -construido a partir de las relaciones objetales tempranas- como motor del psiquismo y su concepto de fusión idealizada que posibilita la continuidad en el desarrollo del self, y ambos incidiendo en que es en la respuesta fallida de los objetos a las necesidades del infante donde reside el origen de la patología.

1f898a167239cf92a9e47ee16a1da4f2

Retoma lo contextual para dar cuenta de este descentramiento de lo instintivo y el conflicto edípico a lo vincular que precede a la triangularidad, señalando la preocupación de los autores de referencia por el sufrimiento psicológico a partir de la posguerra, en la sociedad posindustrial, consecuencia de la ausencia, el desencuentro y la falta de disponibilidad y de cooperación intergeneracional.
Se refiere, luego, a la necesidad histórica en la teorización psicoanalítica de organizar hipótesis acerca de los orígenes de lo psíquico y, en este sentido, recoge de Winnicott la diferenciación que establece entre lo más temprano -aquello que el medio brinda en los primeros momentos de la vida en términos de sostén, manipuleo y presentación objetal- y lo más profundo -ligado a los fenómenos depresivos y el odio, que va instalándose como contenido del self.

9d3090036ad3de9c9325a0dc1e492727

Apoyándose en esta idea, Nemirovsky postula que las fallas en los momentos iniciales de la vida “generadoras de situaciones traumáticas, aparecerán luego, en el contexto de un análisis, quizá como ‘transferencias de necesidad’ (Lerner y Nemirovsky, 1989) quedando a menudo resueltas por el encuadre y por los aspectos parainterpretativos de la actividad del analista” (pág. 40) y que sólo el desarrollo y resolución de lo tempranamente fallido posibilitará la emergencia de lo más profundo.
9dd0a44c1107de8188efd9b430deecce
Acerca del concepto de self
En este punto, el autor repasa algunas reflexiones en relación al self que entiende cercanas a las perspectivas planteadas en este libro.
Se detiene en Stern (1985), cuando dice:
“Está el sentido de un sí mismo que es un cuerpo único, distinto, integrado; el agente de las acciones, el experimentador de los sentimientos; el que se propone intenciones; el arquitecto de planes; el que traspone la experiencia al lenguaje, el que comunica y participa el conocimiento personal […] algunos sentidos del sí mismo existen desde mucho antes de la autopercatación y el lenguaje. Entre esos sentidos se cuentan el de ser agente, el de la cohesión física, el de la continuidad en el tiempo, el de tener intenciones en la mente […] el sentido del sí mismo subsiste como una importante realidad subjetiva […]
El modo en que nos experimentamos en relación con los otros proporciona una perspectiva organizadora básica para todos los acontecimientos interpersonales”.
Nemirovsky encuentra que estos desarrollos de Stern coinciden con Freud cuando, en 1930, escribe:
 “Normalmente no tenemos más certeza que el sentimiento de nuestro sí mismo, de nuestro yo propio”.
Para continuar con la revisión del tema, se centra también en los comentarios de J. Strachey en relación a las acepciones que Freud da al vocablo das Ich -el yo:
         – en tanto sí mismo (das Selbst) cuando se refiere a una persona (como totalidad) para diferenciarla de otra, en la Introducción a “El yo y el ello” (1923) y en trabajos vinculados al narcisismo
         – y cuando en el mismo texto, aborda la anatomía del aparato psíquico, describiéndolo como una parte del mismo con determinados atributos y funciones, uso que igualmente aparece en el “Proyecto de Psicología” (1895).
Luego cita a Winnicott (1970):
 “… el self, que no es el yo, es la persona que soy yo y solamente yo […] el self se encuentra naturalmente situado en el cuerpo, pero en ciertas circunstancias puede disociarse del cuerpo, en los ojos y la expresión de la madre, así como en el espejo que puede llegar a representar el rostro de la madre”.
000bf1b05366d4aa02849dd0c74aa7f4
Y más tarde a Kohut (1977) cuando sostiene que “sólo podemos acceder empática o introspectivamente a las manifestaciones psicológicas del self”. Finalmente, destaca de Schafer (1989) el reconocimiento de diversos selfs narrativos constitutivos de la identidad y la idea, compartida por Mitchell (1991) de que la tolerancia a esta multiplicidad de selfs hace a la salud mental.

Fuente que utilizo:  http://www.aperturas.org

Autor:

Trato hoy desatando y doy la amargura feliz al prójimo, en la vida que ya viví en la soledad amamantada, no hay un gramo de color no vivido,el que yo quiero, lo otro es el orgullo de nuestras naciones, que nos impulsan denostados, al vergel del paraíso, una y otra vez lo juro; pero no me lleves la contraria, cuando se te ven los ojos rubillos, de querer lo que no se puede, de hecho lo conseguido me deja vivir bien, y sentir el cariño del país y sus vienes raíces, estoy bien ,esto no es poco ,lo que vamos viendo... José María Medina Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s