Publicado en TECNOLOGÍA

Un chip inalámbrico para prevenir y tratar enfermedades desde dentro del cuerpo

TECNOLOGÍA  De momento ha sido probado sólo en animales

Un chip inalámbrico para prevenir y tratar enfermedades desde dentro del cuerpo

Comparación del tamaño del nuevo dispositivo sin cables, a la...

Comparación del tamaño del nuevo dispositivo sin cables, a la derecha, con el de cápsulas y comprimidos de fármacos.

f1f4bfb8a6b0e5dc48545558c6b8ebee

El uso de dispositivos electrónicos colocados dentro del cuerpo humano con fines médicos se perfila como una terapia prometedora. Desde hace años, laboratorios de todo el mundo trabajan en el desarrollo de estos implantes, que ya están siendo utilizados con resultados esperanzadores, por ejemplo, en pacientes con enfermedades neurodegenerativas.

Pero como ocurre con muchos de los dispositivos electrónicos que usamos en nuestra vida diaria, uno de los obstáculos de estos implantes es el suministro de energía. Normalmente llevan baterías que deben sustituirse cada cierto tiempo mediante una nueva intervención, una desventaja para la que un equipo de ingenieros de la Universidad de Stanford (EEUU) propone una alternativa en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

e3d716a91af6932ce195f0f0a87b8fb0

El equipo liderado por John Ho ha desarrollado un dispositivo electrónico muy pequeño, con un tamaño equivalente al de un grano de arroz, que es alimentado mediante un sistema inalámbrico basado en ondas electromagnéticas que cuenta con otro elemento externo. Este segundo dispositivo, parecido a una tarjeta de crédito, se coloca sobre la piel del paciente en la misma zona en la que se encuentra el implante interno para recargarlo.

cae00927bf32c33654214fd2a40403ca

De momento, se trata de un prototipo que sólo ha sido probado en animales (en concreto, en un cerdo y en un conejo, al que se le implantó un minúsculo marcapasos). Según explican los autores, ya están preparando los ensayos con humanos y en breve solicitarán los permisos para llevarlos a cabo, por lo que incluso aunque estas pruebas tengan éxito, aún pasarían bastantes años antes de que se aplicaran en pacientes.

El equipo de Stanford sostiene que los implantes electrónicos podrían suponer una alternativa a las terapias con fármacos, aportando la ventaja de que el dispositivo actuaría de forma localizada, es decir, sólo en el área deseada y no de forma generalizada como la mayor parte de los medicamentos. Pero las relativamente voluminosas baterías que llevan muchos de los dispositivos médicos disponibles en la actualidad, añaden, están impidiendo que su uso se extienda:«Tenemos que hacer que estos dispositivos sean tan pequeños como sea posible para implantarlos de una forma más sencilla en el cuerpo y desarrollar nuevas formas de tratar enfermedades y aliviar el dolor», afirma la investigadora Ada Poon, coautora de este trabajo, en un comunicado.

b54313607385a499521696e22d4f3a1c c1ef3e83eafdfe2dafbf9524d5dbd722

En su opinión, esta tecnología podrá usarse también para desarrollar sensores que monitoricen funciones vitales desde dentro del organismo, para estimular y modificar señales neuronales en el cerebro o suministrar fármacos de forma localizada.

Ondas electromagnéticas

El nuevo sistema se basa en la tecnología de las ondas electromagnéticas, que llegan al dispositivo interno a través de la piel utilizando una potencia equivalente a la de un teléfono móvil. Afirman que su implante médico es seguro para la salud basándose en el examen que ha hecho un laboratorio independiente a la Universidad de Stanford que se encarga de medir las emisiones de los teléfonos móviles, y que concluye que los niveles de emisiones están por debajo de los que se consideran seguros para la salud humana.

0618cad337e858540c66fbdca2e8fdfd

Los autores de este trabajo desarrollaron un sistema wireless para recargar baterías usando un tipo de onda electromagnética que denominan de medio alcance. Aúna las ventajas y evita algunos inconvenientes de las ondas de campo lejano, que son capaces de recorrer largas distancias y se usan habitualmente en retransmisiones de radio, y las de campo cercano, utilizadas en implantes auditivos: «Combinan la seguridad de las ondas de campo cercano, que son inocuas y se usan en audífonos, con el largo alcance de las ondas de campo lejano», resume por teléfono Francisco Ruiz Mateas, presidente de la sección de Estimulación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Marcapasos y desfibriladores

Por su parte, Julián Villacastín, director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos (Madrid) y especialista en arritmias, considera que «se trata de un trabajo muy sólido aunque preliminar». Señala que los marcapasos actuales han mejorado mucho ya ofrecen muy buenas prestaciones, son muy pequeños (miden menos de10 centímetros cúbicos) y ligeros (pesan 20 gramos). Sus baterías duran entre ocho y 14 años en función del consumo que haga cada paciente y se utiliza la telemetría para mandar las órdenes al dispositivo.

57b3f44d79726341eacefaba57d2c6c8 127f1c2ba614b1873ed88c9d57293034

Aunque afirma que en el 1-2% de las intervenciones para cambiar la batería del marcapasos (también se sustituye el software y el hardware) se producen infecciones que obligan a sustituir todo el dispositivo (incluyendo el cable, que es la parte más complicada), considera que «el reemplazo no siempre es un inconveniente», pues se realiza con una intervención sencilla, con anestesia local, y se aprovecha para mejorar sus prestaciones incorporando los avances tecnológicos. “Como ocurre con los coches, van incorporando tecnologías diferentes y avances. A veces no hace falta cambiar todo el aparato, sólo el sistema operativo”, explica en conversación telefónica.

55f83f65abfa9189292fdcbdeec02adc

No obstante, el cardiólogo considera que el nuevo sistema de recarga inalámbrica puede ser de gran utilidad en los dispositivos que necesitan mucha energía, como los desfibriladores que llevan implantados pacientes con arritmias: «Son como una UVI móvil y los usamos cuando el corazón va muy rápido y no podemos controlar las arritmias. Sería muy interesante poder transmitir energía desde fuera sin cambiar el dispositivo», añade.

Su colega Francisco Ruiz también cree que este sistema no tendrá un gran impacto en los marcapasos actuales: «Quizás en el futuro pueda tener su utilidad para recargar baterías en los marcapasos sin cables que están empezando a ser implantados en España en ensayos clínicos, y cuyos primeros resultados se van a presentar esta semana en un congreso en Sevilla», señala.

Asimismo, el cardiólogo considera que el nuevo sistema de recarga podría ser útil en dispositivos como el Holter inyectable (que desde la pared del tórax recoge el electrocardiograma de un paciente durante varios años) así como para neuroestimuladores cerebrales o para monitorizar funciones vitales.

9ccfc81c50c2531eaf65707d0e433f44

VIGILAR EL ESTADO DE SALUD

Los dispositivos incorporados a la ropa o los que se colocan directamente sobre la piel permiten ya controlar algunas de nuestras constantes vitales y enviar la información a un ordenador. Los implantes electrónicos que ya están desarrollándose para ser colocados en el interior de nuestro organismo permitirán monitorizar de manera permanente muchos otros parámetros. El nuevo sistema de recarga diseñado en la Universidad de Stanford tendrá en estos dispositivos electrónicos una de sus principales aplicaciones, según sus creadores. El cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos Julián Villacastín afirma que pronto veremos una oleada de estos microdispositivos de vigilancia, que ya están en marcha: «Los llevaremos dentro del cuerpo y observarán nuestro organismo continuamente. Por ejemplo, monitorizarán el ritmo cardiaco, su rapidez y variabilidad, que nos da mucha información; la acumulación de líquido en los pulmones o la cantidad de ejercicio que hace un paciente. Toda esta información nos permitirá saber si algo va mal antes de que el paciente lo note, de manera que podremos adelantar los tratamientos”, explica.

 Fuente que utilizo:  http://www.elmundo.es

Autor:

Trato hoy desatando y doy la amargura feliz al prójimo, en la vida que ya viví en la soledad amamantada, no hay un gramo de color no vivido,el que yo quiero, lo otro es el orgullo de nuestras naciones, que nos impulsan denostados, al vergel del paraíso, una y otra vez lo juro; pero no me lleves la contraria, cuando se te ven los ojos rubillos, de querer lo que no se puede, de hecho lo conseguido me deja vivir bien, y sentir el cariño del país y sus vienes raíces, estoy bien ,esto no es poco ,lo que vamos viendo... José María Medina Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s