Publicado en Rendimiento/Genética

El test que te permite descubrir si puedes hacer varias cosas a la vez

TAN SÓLO EL 2% DE LA POBLACIÓN ES CAPAZ

b450d9c4b8a7c359200cbb6815412f9a

El popular lugar común reza que las mujeres, a diferencia de los hombres, son capaces de hacer más de una cosa al mismo tiempo. Hoy en día se habla mucho del multitasking, es decir, la capacidad para realizar distintas actividades al mismo tiempo sin empeorar nuestro rendimiento, y de qué manera internet y los constantes estímulos procedentes del mundo que nos rodea han acabado quizá definitivamente con nuestra capacidad de atención.

foto_0000000120121012161348 ef99171b0c6f250c70b896fb36fface1

Todos hemos comprobado que resulta muy difícil rendir de igual manera si tenemos 20 pestañas de chat abiertas, si el móvil no deja de vibrar y si cada cinco minutos recibimos una llamada, una tesis que fue refrendada en el ya célebre Superficiales: ¿qué está haciendo internet con nuestras mentes? (Taurus) de Nicholas Carr. En otras ocasiones, nos engañamos a nosotros mismos pensando que podemos cumplir nuestros objetivos haciendo varias tareas al mismo tiempo: el estrés nos nubla la conciencia y nos venimos demasiado arriba.

e60643fa21e26c658952149f9d6722f8 ad9e70bc9eeff9ecd92d6c3cf9c8e6e4

Sin embargo, como señalan los expertos, aquellos que suelen pensar que son capaces de hacer más cosas a la vez son, paradójicamente, quienes peores resultados obtienen, puesto que se sobrevaloran con más facilidad. No nos engañemos: lo normal es que cuanto más intentemos abarcar, menos apretemos. Algo que le ocurre a 98 de cada 100 personas.

87793e79aed6febb1d62b1097868ec81 81045fee1b30bd041583886d9c1f3237

La era de los “supertaskers”

De lo que no se suele hablar con tanta frecuencia es de los supertaskers, un muy limitado sector de la población que, efectivamente, puede hacer muchas cosas al mismo tiempo, y todas bien. En un reciente reportaje de The New Yorker, el psiquiatra David Strayer de la Universidad de Utah explicaba el gran hallazgo de su carrera, esas personas con una sorprendente capacidad para el multitasking.

24836e23a4246465efcbb2b1faf1fbe9 632cf092cc59c2820ee657242c67d0f2

Cassie no sólo no empeoraba al hacer varias tareas, sino que mejoraba sus resultados

El primero de ellos fue localizado hace alrededor de cinco años, cuando se dieron cuenta de que uno de los participantes en sus grupos de estudio no empeoraba sus marcas a medida a que se aumentaba su número de tareas. La prueba consistía en conducir (virtualmente) un coche a la vez que se realizaban operaciones memorísticas y se respondía al teléfono. Tan sólo un 2% de los más de mil analizados cumplieron los requisitos impuestos por Strayer, aunque alguno de ellos incurrió en pequeños errores que le impidió encajar en la teoría de los supertaskers.

42a8ce06b5cb7c95591cf9e3b8c73e35 45e324e791cabbfb0fcfa839ab895658

Mientras que la mayor parte de participantes en el estudio manifestaban dolores de cabeza, mareos o frustración al realizar la prueba, Cassie (“la mejor supertasker que hemos visto”) sacaba mejores puntuaciones incluso mientras conducía. “La mayor parte de nosotros no puede aguantar la sobrecarga de trabajo”, explicaba en el reportaje. En él, Strayer equipara a estos supertaskers a los que tienen un coeficiente intelectual desmedido: al contrario de lo que ocurre con la medida, por ejemplo, no se trata de una estadística que conforme una campana de Gauss, sino que los que lo sobresalen, lo hacen por mucho.

8d82237132a4de00065f8d7df0d61e8e 8ba97cff8481a0164609ce432a521deb

Sus cerebros hacen algo que los nuestros no pueden hacer

Pero no hace falta ser uno de estos elegidos supertaskers para ponerse a prueba. Junto a psicólogos de la Universidad de Newcastle en Australia, Strayer desarrolló una prueba online equivalente que permite conocer nuestra capacidad para hacer varias cosas al mismo tiempo. Esta vez, la acción se traslada a un juego con una serie de puertas que se va complicando progresivamente y que –avisamos– requiere bastante tiempo y esfuerzo.

8a2028099de36b7a82a5e164baad9082

La nueva prueba les ha permitido disfrutar de un amplísimo grupo de muestras que, a su vez, les ha ayudado a descubrir qué es lo que realmente distingue a los supertaskers. En primer lugar, una importantísima predisposición genética (malas noticias para los que quieran entrenar su capacidad, algo que señalan que es imposible), y también, una diferente activación cerebral cuando están realizando dichas tareas. “Sus cerebros hacen algo que los nuestros no pueden”, explicaba Strayer, alertando sobre nuestra inclinación a pensar que somos más capaces de lo que realmente somos. “El 98% de nosotros se engaña a sí mismos”. ¿Eres parte de ese 98% o del 2% restante?

02d91a9ec1501c59f2b06b2dd5db9401

230dcd3a4b3b647310d271d536e9a7ea 500cb2fb6a58b59d8cf5122df4e41682

Fuente:  http://www.elconfidencial.com

Autor:

Trato hoy desatando y doy la amargura feliz al prójimo, en la vida que ya viví en la soledad amamantada, no hay un gramo de color no vivido,el que yo quiero, lo otro es el orgullo de nuestras naciones, que nos impulsan denostados, al vergel del paraíso, una y otra vez lo juro; pero no me lleves la contraria, cuando se te ven los ojos rubillos, de querer lo que no se puede, de hecho lo conseguido me deja vivir bien, y sentir el cariño del país y sus vienes raíces, estoy bien ,esto no es poco ,lo que vamos viendo... José María Medina Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s