Publicado en CUADERNO DE HISTORIAS

El ejército clandestino de veteranos nazis durante la Guerra Fría

El ejército clandestino de veteranos nazis durante la Guerra Fría

4aeb09d4d649654255723ee294e6bc98 1d48aff4c00ca5c45b23eca8bfef9091

Raro es el día en el que en algún medio de comunicación no aparezca alguna noticia relacionada con grupos a los que, desde hace muchos años, se les ha bautizado como ‘neonazis’. Pero realmente, el prefijo ‘neo’ no se le debería aplicar a la mayoría de estos colectivos, debido a que muchos simplemente son una continuidad de los que ya existían ocho décadas atrás.

Un gran número de personas creen erróneamente que tras el final de la Segunda Guerra Mundial y el desmantelamiento del Tercer Reich, el nazismo desapareció con ello. Pero muchos fueron los que siguieron fieles a unos ideales con los que habían convivido durante más de una década y en la que la propaganda del gobierno de Hitler había sido tan feroz que era prácticamente era imposible renunciar a la ideología de la noche a la mañana.

[Te puede interesar: KdF, una perfecta organización propagandística nazi]

f577710553ef0191a30a1b4de7521443 f6c4fbf16256aa6a414945ae2ee53561 ec438bd106adad992a5b969823fd44c2

Ello llevó a numerosas personas a montar diferentes asociaciones y grupos clandestinos, bajo un fin común: el anticomunismo.

En tiempos de la Guerra Fría en la entonces recién constituida República Federal Alemana ese era el enemigo a combatir, ya que el mismo se encontraba a escasos kilómetros, y se temía por el peligro que suponía una Europa del Este bajo el dominio soviético.

Tras la IIGM no todos los responsables de las SS, la Gestapo y miembros de la Wehrmacht fueron a parar a prisión y muchos de los que sí lo hicieron tan solo pasaron por allí unos pocos años. Algo que les permitió reagruparse y crear una organización paramilitar clandestina a la que bautizaron bajo el nombre de ‘Troupe Schnez’.

El nazismo estaba bien enquistado en gran parte de la sociedad alemana y, por mucho que a partir de mediados de los años 40 fuesen los países aliados quienes controlasen la parte occidental del país, miles de ciudadanos seguían profesando esa ideología.

Esto hizo que no fuera difícil reunir a más de dos mil exoficiales dispuestos a trabajar encubiertamente para formar parte de un ejército secreto con el que espiar y combatir cualquier movimiento comunista en la parte Oeste de Alemania.

Calculaban que en poco tiempo lograrían reunir hasta 40.000 hombres dispuestos a colaborar con el Troupe Schnez. Incluso llegaron a conseguir que importantes empresarios aportasen financiación privadamente, lo que les permitía una gran infraestructura. Pero esta organización no solo estaba formada por personas estrechamente vinculadas con el nazismo o exoficiales del Tercer Reich, sino que pertenecía a él gente de los más diversos campos profesionales de la sociedad (abogados, carteros, mineros, electricistas, administrativos…), todos con el objetivo común de luchar contra la expansión comunista al otro lado del Telón de Acero.

087d7fb0aa858218b87881a1b5551e60 7be7426ab4aef8b3d094e4ad7811e77a 02fa3a8639e2587e8f520f3d3951a61b

[Te puede interesar: El mapa de la ‘América Nazi’]

Albert Schnez (impulsor del ejército clandestino nazi) en una foto de 1968 junto al Presidente de la RFA Heinrich …La reciente desclasificación de numerosa documentación del BDN (Servicio Federal de Inteligencia) ha permitido sacar a la luz información relativa a este ejército clandestino que llegó a contar con el beneplácito de un gran número de importantes e influyentes personajes de la Alemania Federal que a pesar de no compartir la ideología nacionalsocialista sí que tenían como enemigos a los rojos del Este, entre ellos el canciller democratacristiano Konrad Adenauer, quien en 1951 tuvo conocimiento de la existencia de la Troupe Schnez y no hizo nada por desmantelarla.

Incluso el Ministro de Defensa, del gobierno del presidente Heinrich Lübke, contaba entre sus hombres de confianza dentro del Bundeswehr, el brazo político-militar de las Fuerzas Armadas de la RFA, con el Teniente General Albert Schnez, uno de los fundadores del ejército clandestino nazi. Al mismo tiempo éste estuvo manteniendo diversos contactos con otros destacados ex oficiales nazis que estaban repartidos a lo largo y ancho del planeta, entre ellos el coronel de las Waffen-SS Otto Skorzeny, quien a mediados de la década de los cincuenta quiso formar la ‘Legión Carlos V’, un ejército clandestino similar al alemán pero ubicado en España, país donde residió hasta su fallecimiento en 1975.

Otto Skorzeny quiso montar en España la ‘Legión Carlos V’, un ejército secreto nazi (Wikimedia commons)Todavía no se conocen todos los detalles de las supuestas operaciones que se llevaron a cabo desde la Troupe Schnez y de cuáles fueron sus consecuencias, pero sí se sabe que numerosa información recolectada por sus miembros se guardaba en los archivos del servicio de inteligencia de la RFA, sirviendo al gobierno en su lucha contra el comunismo durante los años de la Guerra Fría en los que el país estuvo partido en dos.

[Te puede interesar: Germania, la supercapital mundial que Hitler soñó construir]

Afortunadamente, la iniciativa de desnazificación de la sociedad alemana ayudó a que paulatinamente el nazismo fuese borrado de las vidas de millones de personas y que las organizaciones clandestinas cada vez contasen con menos apoyos, quedando prácticamente disueltas, aunque todavía queda algún que otro grupo de fervientes seguidores que tratan de recuperar el espíritu político de Hitler y su Tercer Reich, que tan nefastas consecuencias provocaron.

Fuentes de consulta: spiegel / zeit

Normandía,70 años después del desembarco

2014-04-23T103608Z_459945714_PM1EA4N0UNV01_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T103410Z_1930897647_PM1EA4N0UNK01_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T103029Z_1712882298_PM1EA4N0UMZ01_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T101911Z_285776953_PM1EA4N0UM001_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T101414Z_1419512193_PM1EA4N0UK701_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T101201Z_50484556_PM1EA4N0UJV01_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T100859Z_734184785_PM1EA4N0UHK01_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T100628Z_1362162484_PM1EA4N0UEP01_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T095158Z_1422678505_PM1EA4N0US201_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T093914Z_1967329894_PM1EA4N0U8F01_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T093418Z_1497153581_PM1EA4N0U7I01_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T092803Z_1553793785_PM1EA4N0U5601_RTRMADP_3_FRANCE 2014-04-23T092357Z_1847435457_PM1EA4N0U0M01_RTRMADP_3_FRANCE

Fuente:  http://es.noticias.yahoo.com

Autor:

Trato hoy desatando y doy la amargura feliz al prójimo, en la vida que ya viví en la soledad amamantada, no hay un gramo de color no vivido,el que yo quiero, lo otro es el orgullo de nuestras naciones, que nos impulsan denostados, al vergel del paraíso, una y otra vez lo juro; pero no me lleves la contraria, cuando se te ven los ojos rubillos, de querer lo que no se puede, de hecho lo conseguido me deja vivir bien, y sentir el cariño del país y sus vienes raíces, estoy bien ,esto no es poco ,lo que vamos viendo... José María Medina Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s