Publicado en CUADERNO DE HISTORIAS

Cuando el Tercer Reich se empeñó en buscar una cura para la homosexualidad

fa7fc3f084c56e7c9fa80032fcb6f4e6 f74c15822b4e1d003875c279b607c66b f7aa09fa4e79fcbe23afbd5de27b47d8

Durante los años en los que los nazis estuvieron al frente del Tercer Reich muchos fueron los colectivos perseguidos y a los que se intentó eliminar, tan solo por pertenecer a una religión, etnia o idea política distinta.

cbb9b54f68d0b0df781645602da591a8 c656aa98cb0c8168189a2a0fa773b0ff

La homosexualidad era otro de los males que debían de extirpar de la sociedad. La consideraban una enfermedad y creían que podrían cortarla por lo sano castrando, esterilizando o simplemente exterminando a todos aquellos que tuviesen una tendencia sexual diferente.  El símbolo con el que diferenciaban a los presos homosexuales del resto era con un triángulo de color rosa y con la punta mirando hacia abajo.(…)

cc370cc0-f306-11e3-8c48-f500cde4dbd5_Simbolos-diferenciar-presos-nazis

…………………………………………………………………………………………………………………………..

[Relacionado: Todos los símbolos de la infamia nazi]

Todos los símbolos de la infamia nazi

8cff49a4991907ba245315f1260f7789

Durante el dominio nazi en Alemania y en sus países invadidos, los campos de concentración se llenaron de prisioneros indiscriminadamente.

Hitler quería quitar de en medio a todo aquel que amenazara su ideal social basado en la ‘raza aria’, profesase religiones ‘peligrosas’ o tuviera una conducta ‘desviada’, según su criterio. Unido a los prisioneros de guerra y políticos, provocaron el colapso de los campos de concentración.

133f6640fafd738c04ed98bc6ecec86f c23f730fc84f3e80019a800f341f2586

No obstante, los nazis necesitaban encontrar un modo de identificar a los presos por nacionalidad, religión o estatus. De esta manera, crearon un complejo y efectivo sistema de marcaje que les permitía, con un simple vistazo, saber a qué colectivo pertenecía cada preso.

Sistema de marcado nazi en los campos de concentración (Wikimedia Commons)

Estos distintivos irían cosidos en la pechera y los laterales del pantalón del uniforme a rayas que portaban los presos. Para distinguir a cada colectivo, se crearon una serie de símbolos de diferente color con un triangulo con la punta hacia abajo como distintivo principal. A este triangulo se iban añadiendo diferentes marcas o símbolos en función de la ‘peligrosidad’ que suponía para los vigilantes.

Sistema de marcado en los campos de concentración nazisEl color amarillo era exclusivo para marcar a los judíos. En este caso, el triángulo mostraba la punta hacia arriba y se colocaba como fondo de otros triángulos superpuestos hacia abajo, formando una ‘estrella de David’ para separar claramente a un judío, el colectivo más perseguido y castigado durante el régimen nazi, de otro tipo de preso.

Ejemplo: Judío, preso común, reincidente y condenado a batallón de castigo (Wikimedia …La composición de símbolos y colores era la que se puede observar en la ilustración de la derecha (pincha sobre ella para agrandar). Los portadores del triángulo verde (criminales comunes) solían tener un ‘estatus especial’, convirtiéndose en multitud de ocasiones en colaboradores de los guardias que disfrutaban de privilegios como conseguir cigarrillos o alguna ración extra de comida. Estos eran conocidos como KAPOS.

Cada preso tenía asignado un número cosido sobre el triangulo que, en la mayoría de los casos, era tatuado sobre la piel del prisionero, una práctica habitual en el campo de concentración de Auschwitz. Cuando los presos eran de diferentes nacionalidades, se les colocaba una letra con la inicial del país al que pertenecían, para saber el origen de cada uno.

Había también otras marcas adicionales que se iban añadiendo para determinar si era un preso peligroso, había intentado escapar, si era militar… Las combinaciones eran múltiples, lo que permitía rápida y fácilmente distinguirlos entre sí.

Unas marcas que supusieron una vergüenza e infamia que perdurarán en la memoria colectiva como símbolos de una de las etapas más estremecedoras de la historia.

Fuentes de consulta y más info: holocaustsurvivors / ushmm / jewishvirtuallibrary /

…(…)Cuando el Tercer Reich se empeñó en buscar una cura para la homosexualidad

ae2fd955aad78bddf47b7d7ca0e6ac35 a4ad842aeb59ff38228c82c2cf7abc72 703068d89552aeadcdf1c3bba0c9b4b4

Pero el problema se les planteaba cuando esos homosexuales no solo se encontraban entre personas de otras etnias, sino que también los había entre los considerados como ‘arios’, siendo algunos de ellos destacados miembros del partido e incluso del gobierno, con algunos importantes nombres como Ernst Röhm, militar, ministro sin cartera del primer gobierno de Hitler y uno de lso fundadores de las SA o Karl Ernst, líder de esta organización y destacado dirigente del Partido Nazi.

También circulaban nombres de otros supuestos homosexuales, aunque nunca se llegó a demostrar que lo fueran o al menos lo declarasen abiertamente, como Hans Frank, Gobernador General de la Polonia ocupada, o el mismísimo Rudolph Hess, uno de los hombres de mayor confianza del Führer.

Ante tal problema ¿qué se debía hacer con ellos? Evidentemente, los jerarcas eran conscientes de que no se les podía dar el mismo trato que a un judío, gitano o negro homosexual, pero había que encontrar una cura que reconvirtiese en heterosexuales a todos aquellos arios que, según los nazis, padecían la enfermedad de la homosexualidad. La potente homofobia de algunos miembros del Tercer Reich hizo que se acabase con la vida de algunos miembros destacados, como ocurrió con los mencionados Röhm y Ernst.

Ernst Röhm y Karl Ernst fueron dos destacados nazis que eran homosexuales (Wikimedia commons)Ernst Röhm y Karl Ernst fueron dos destacados nazis que eran homosexuales (Wikimedia commons)

El doctor Carl Vaernet, mayor de las SS y médico en el campo de concentración de Buchenwald, fue la persona elegida por Himmler para experimentar y conseguir algún remedio infalible con el que extirpar la homosexualidad, vistos los nulos resultados que habían logrado hasta la fecha.

3ceb74a04e589cfbc4f60a6326c3c9a0 6c800a97e0c95ef64ed85f88a499bb3d

Los experimentos que hasta entonces se habían llevado a cabo en el campo de concentración con presos consistían en obligar a mujeres a acostarse con homosexuales, ofreciéndoles diferentes recompensas y beneficios si conseguían ‘reconvertirlos’. Evidentemente fue un fracaso absoluto, por lo que se optó por técnicas quirúrgicas entre las que se encontraban extirpar el pene o la castración de los testículos, con lo que se evitaría que tuvieran ‘impulsos sexuales hacía otros hombres del mismo sexo’.

[Te puede interesar: Burdeles colaboracionistas en el París de la Segunda Guerra Mundial]

También se trató de encontrar el ‘gen’ que convertía en invertidos a los hombres y poder así extirparlo. Toda esta experimentación realizada con presos se llevó la vida de muchos de ellos.

1d55f919a9ff3c634134b55b98242248 6c2be304d5aba341e2fc248c295800e9

Vaernet y su equipo médico estaba en el convencimiento de que la homosexualidad se podía transmitir a los hijos, siendo los varones quienes la portaban y de ahí todo el empeño en curar la enfermedad en los hombres sin ponerle demasiado tenacidad en curar a las lesbianas, quienes no representaban grandes problemas para ellos. De hecho, creían que éstas podían ser igualmente inseminadas por alemanes arios y que les nacerían niños sanos y perfectos. Por tal motivo también se intentó esterilizar al máximo número posible de hombres homosexuales para que no pudiesen transmitir sus genes dañados a nuevas generaciones de alemanes impuros.

6b8ff92aec78178be1fda06d537ee7a8 7167d4d1cedf9cd72c8999c0fb5a49de

Entre sus muchos experimentos, Carl Vaernet creyó dar con la solución definitiva para curarlos a través de una glándula que segregaba testosterona y que suministró en un principio mediante cápsulas y que posteriormente inyectó en las ingles, con el fin de que liberaran hormonas masculinas.

Pero fue otros más de los muchos fracasos que realizaron los nazis en busca de una cura para la homosexualidad.

[Te puede interesar: Cuando el mando de la Wehrmacht proporcionó metanfetaminas a sus soldados]

Fuente:  http://es.noticias.yahoo.com

Autor:

Trato hoy desatando y doy la amargura feliz al prójimo, en la vida que ya viví en la soledad amamantada, no hay un gramo de color no vivido,el que yo quiero, lo otro es el orgullo de nuestras naciones, que nos impulsan denostados, al vergel del paraíso, una y otra vez lo juro; pero no me lleves la contraria, cuando se te ven los ojos rubillos, de querer lo que no se puede, de hecho lo conseguido me deja vivir bien, y sentir el cariño del país y sus vienes raíces, estoy bien ,esto no es poco ,lo que vamos viendo... José María Medina Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s