Publicado en Muerte/Lesión/Ciencia/Salud

Dos horas en el otro barrio: el ensayo clínico que cambiará la definición de ‘muerte’

eb8a596bc8af386e2e55aba56c44d805 d9cc6d5b6974147f48b8cbe8d641ccf4

PRIMERA PRUEBA DE ANIMACIÓN SUSPENDIDA

Dos horas en el otro barrio: el ensayo clínico que cambiará la definición de ‘muerte’

cf69d83bcfa044a5702061c45a33ad2e

El 7 de octubre de 2006 Mitsutaka Uchikoshi se fue de excursión con un grupo de amigos a los montes Rokko, uno de los lugares más populares de Japón para realizar senderismo. Pero no regresó. “Me tumbe en un zona con césped, en la que se estaba bien al sol y me quedé dormido. Es lo último que recuerdo”, explico después de su rescate.

0ceee48e9b513af99c96ae58ddef6021 1c62bcd899e2ef57383b340d515d41ec

Cuando le encontraron, el 31 de octubre, casi no tenía pulso, sus órganos estaban adormecidos y su temperatura corporal había descendido a 22 grados centígrados. Estaba en el mismo sitio en el que se había tendido a echar la siesta. Uchikoshi había entrado en un estado de hibernación, que le salvó de la muerte.

El caso fue tachado de “revolucionario” por los expertos de hibernación japoneses y Uchikoshi se convirtió en el ser humano que más tiempo ha aguantado con vida en un estado de hipotermia. Pero no es la única persona que ha pasado por una experiencia de este tipo. Ni será la última.

2a038d876cff15dce5c6033055d4e7e6 2c26038023d1482a0e38b8f636607103

Un ensayo con heridos de bala o apuñalados

La hibernación, más conocida como “animación suspendida” en los círculos científicos, consiste en ralentizar los procesos vitales de una persona, dejándola en un estado cercano a la muerte, lo que permitiría prolongar su vida en una situación o ambiente extremo.

3a3e21b9bc911003885f34bddf172427

Aunque suena a ciencia ficción, la animación suspendida es una técnica que lleva décadas sobre la mesa de destacados laboratorios. Y, por primera vez en la historia, se va a probar en humanos. El director del ensayo clínico será Samuel Tisherman, cirujano del Hospital Presbiteriano de Pittsburgh (EEUU), que seleccionará víctimas de heridas de bala o puñaladas con lesiones fatales. En el hospital ven casos como de este tipo todos los meses y su posibilidad de supervivencia es de menos del 7%. Pero los 10 siguientes pacientes que lleguen a urgencias con un cuadro de este tipo puede que tengan mejor suerte.

a659e7a5243ac09ad888fdcb74156929 436eaf8501b8ae8e1b9714b44fcc9691

 

Si un paciente está muriendo y le suspendes tienes la oportunidad de devolverle a la vida después de arreglar sus problemas estructurales

d4fbfb21dc6bcfe5dc57965a9e9505b4 cc63cfb34a59deec70dcedf1bae242ba c74a70848e5f3c539ee9e1b04a79defa

 

El protocolo está perfectamente estudiado. Cuando llegue al hospital una persona que haya sufrido un paro cardiaco, después de una lesión traumática, y hayan fallado los intentos de reanimar su corazón, todo el equipo de Tisherman será convocado a la sala de operaciones. “El paciente probablemente habrá perdido ya el 50% de su sangre, y su pecho estará abierto”, explica Tisherman.

33ffdc8c4ca6824bfb7bda2fbb657f7d 7c10467d0e0af2a523b751d3294f4be9

 

Los médicos reemplazarán la sangre de los pacientes con una solución salina que, una vez congelada, dejará su cuerpo en un estado de práctica inactividad celular. Esto les permitirá ganar tiempo para curar sus heridas, pero mientras tanto los pacientes estarán técnicamente muertos: no podrán respirar y no tendrán actividad cerebral.

Pasadas dos horas, y después de ser operados, los doctores reintroducirán la sangre en el cuerpo de los pacientes y, si todo va bien, volverán a la vida después de su gélida siesta. Los científicos que estudian la animación suspendida tienen un dicho: “no estás muerto hasta que estás caliente y muerto”.

20cf1f8f99dcfb4437fe383ca0c551e6 b6cb8ef8642ad57d9ff6e6b29279f2fb 6fa6304677ba30670c20db5e26beb347

 

“Si un paciente viene a nosotros dos horas después de morir no podemos devolverle a la vida”, ha explicado a New Scientist Peter Rhee, cirujano de la Universidad de Arizona en Tucson, y uno de los pioneros de la técnica. “Pero si se está muriendo y le suspendes, tienes la oportunidad de devolverle a la vida después de arreglar sus problemas estructurales”.

Si la reanimación cardiovascular no funciona, los médicos probarán a 'suspender' a los pacientes. (iStock)Si la reanimación cardiovascular no funciona, los médicos probarán a ‘suspender’ a los pacientes. (iStock)

Una técnica de largo recorrido

El primer ensayo humano de este tipo de técnicas llega después de numerosos experimentos exitosos realizados con animales. El más importante de ellos se llevó a cabo en 2000, cuando un equipo de científicos, dirigido por Rhee, logró “congelar” a 200 cerdos, operarles y revivirles con éxito en el 90% de los casos. “Una vez que el corazón comienza a latir y la sangre bombea, voilà, tienes otro animal que ha regresado del otro lado”, declaró Rhee a New Scientist.

¿Podemos aguantar más de dos horas sin circulación sanguínea? No lo sé. Quizás dentro de unos años alguien descubra cómo hacerlo, pero seguro que llevará tiempo

“Después de que realizáramos estos experimentos cambió la definición de ‘muerte’”, asegura Rhee. “Todos los días en el trabajo declaro a gente muerta. No tienen signos vitales, ni pulso, ni actividad cerebral. Firmo un papel sabiendo que, en realidad, no están muertos. Podría suspenderles en ese momento, pero tendría que meterles en una bolsa para cadáveres. Es frustrante saber que existe una solución”.

15cbbc753a49d9d50923e8334fcebf9b 9dd03a4da1b9c43ac5bf5c12de112894

 

Aunque los primeros ensayos de animación suspendida sólo mantendrán a las personas en hibernación un par de horas, los científicos trabajan para encontrar la manera de alargar el estado de suspensión, y no sólo con el objetivo de ganar tiempo en una operación quirúrgica. La meta última, que tanto ha explotado la ciencia ficción, es mantener a las personas en un estado de hibernación, que les permita recorrer grandes distancias interestelares o despertar en el futuro, cuando su enfermedad crónica tenga cura. Pero para ver esto habrá que esperar.

“Estamos tratando de salvar vidas, no empaquetar a la gente para viajar a Marte”, asegura Tisherman, que prefiere evitar la expresión animación suspendida y llamar a su técnica preservación y resucitación de emergencia. “¿Podemos aguantar más de dos horas sin circulación sanguínea? No lo sé. Quizás dentro de unos años alguien descubra cómo hacerlo, pero seguro que llevará tiempo”.

512870765b9bf638dfbbe700fe4c0206 9713924b348153fadeacdad2f475a002 3b17cc5be9cf473e03e2d97eeae1feea

Fuente:  http://www.elconfidencial.com

Autor:

Trato hoy desatando y doy la amargura feliz al prójimo, en la vida que ya viví en la soledad amamantada, no hay un gramo de color no vivido,el que yo quiero, lo otro es el orgullo de nuestras naciones, que nos impulsan denostados, al vergel del paraíso, una y otra vez lo juro; pero no me lleves la contraria, cuando se te ven los ojos rubillos, de querer lo que no se puede, de hecho lo conseguido me deja vivir bien, y sentir el cariño del país y sus vienes raíces, estoy bien ,esto no es poco ,lo que vamos viendo... José María Medina Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s