Publicado en Epidemia de Ébola

LA MUERTE EN TIEMPOS DE ÉBOLA

 

47c906b3b76f7f4a3e6a50b642158bc6 8f04b044a1ff7ba53471524ecfa1beab 02a496b5868fe2e2f559b6d38daff9cc

LA EPIDEMIA DE ÉBOLA

-Los entierros en Kailahun se realizan ante la mirada asustada de parientes y vecinos

ampliar foto

La muerte de un familiar en la aldea de Boima provoca desesperación e incertidumbre en los familiares. / J. N.

fce3b88758ba80d1624572e29ecd22dd

Mamie Lahai murió a las tres en punto el sábado pasado. Desde entonces, nadie ha tocado su cuerpo, en un camastro de madera, tapado con una sábana de cuadros amarillos y azules. A las tres y un minuto de ese mismo día sus hijos salieron de la casa y no han vuelto a entrar. Tal es el miedo que infunde el virus que se extiende como una maldición por los pueblos de la provincia de Kailahun, en el este de Sierra Leona. Tras recibir el aviso, un equipo de 10 voluntarios de la Cruz Roja local encabezado por el enfermero Daniel James salió este lunes en dirección a la pequeña aldea de Boima para encargarse del entierro, tarea que, en estos tiempos de ébola, tiene su complicación.

f3009e7995eec419d47834b58c5aa55f

Lo explica Virgil Atchia, beninés, enviado por Cruz Roja hasta Kailahun para encargarse de la movilización social. “Desde que se declaró la epidemia, todos los fallecidos en esta zona del país se consideran casos sospechosos de ébola. Y como tal los tratamos”, dice. Y es que justo en el momento de la muerte del paciente es cuando el virus se encuentra en su periodo de máxima actividad y es más peligroso. Ante la duda, toda precaución es poca. Desde el pasado 17 de julio, su equipo de voluntarios ha dado sepultura a 44 cadáveres, de los que 34 estaban en el centro de aislamiento y eran casos confirmados de ébola y los otros 10, personas fallecidas en los pueblos que podrían serlo.

eb4dc5728c2afff062086559344938c5 c8490eb36c80d4f929aa4093ea08de41

MÁS INFORMACIÓN

Cuando el equipo llega a Boima, los parientes ya están inquietos. El cadáver de Mamie, de 80 años, lleva dos días en la cama y nadie se atreve a entrar. Mohamed Musa, el mayor de los ocho hijos de la difunta, los recibe con el ceño fruncido por la tardanza. “Lo primero es explicarles lo que vamos a hacer”, comenta James, “que tengan toda la información necesaria”. Cuatro voluntarios empiezan la laboriosa tarea de ponerse el PPE (Equipamiento de Protección Personal), el famoso traje de astronauta. El esmero a la hora de vestirse es muy importante y para ello han sido entrenados por personal deMédicos sin Fronteras (MSF).

7ea1e9825ce5fa7bc4b4d6c68b38a8b4 5a20df96cd79a6c49ac6993b5d37bcc1

90373770fa30bd3272f0c9fa66b6bcf9 85768cdc515947292dfc5fce9912eec0

Cada vez llegan más vecinos. Muchos sacan el móvil para grabar la escena, en plena calle. Kayatsu Jimi, hija de Mamie, está conmocionada. “Mi madre llevaba una semana en cama, tenía fiebre y le costaba mucho respirar. Era ya muy mayor, pero hasta hace unos días estaba bien, iba y venía por la casa… No hemos querido entrar, tenemos miedo”, dice. “Ha habido casos de ébola cerca de aquí, en Daru, y a todos se nos ha pasado por la cabeza…”. En la puerta de la casa, los voluntarios de Cruz Roja ya están listos para entrar. Nixon B. Aruna, un joven de 18 años que quiere estudiar Medicina, coge la fumigadora y empieza a desinfectar: la entrada, la barandilla, las paredes, el suelo… Y entran todos.

88aa13909a4fef125c29dd15f429e1d1

Pasados unos minutos, uno de ellos sale con una bolsita. Son fluidos del cadáver para hacer el test del ébola. Pero los resultados tardarán un día en llegar y hay que continuar con el proceso. Desnudan el cadáver, lo amortajan y lo meten en una bolsa blanca impermeable, que sacan al exterior. Desde allí, otros tres voluntarios lo trasladan en camilla hasta la fosa y ellos mismos lo colocan dentro. Dos personas cogen las palas y empiezan a echar tierra mientras Mussa entona un canto fúnebre. La ceremonia, que es mínima y sin florituras, dura apenas cinco minutos. Las mujeres rompen en llanto. “¿Ya podemos entrar en la casa?”, pregunta el primogénito. “Esperad hasta mañana”. Los voluntarios empiezan a desvestirse. “Este es el momento más delicado, cualquier pequeño error puede hacer que te infectes a ti mismo”, explica James.

Los voluntarios de Cruz Roja se preparan para entrar a la casa de una supuesta víctima del ébola. / J. N.

La reacción en la gente es variada. “A veces nos ignoran o nos miran mal. Incluso nos dicen que estamos esparciendo algún veneno para matarlos o que cogemos partes del cuerpo del cadáver para seguir extendiendo la enfermedad. Cosas así. Otras veces somos bien recibidos”, cuenta Aruna. Cuando les toca ir al centro de aislamiento de MSF, el procedimiento es aún más frío, si cabe, y los familiares casi nunca acuden a los entierros, no quieren ni acercarse por allí. Cruz Roja tiene agentes sociales en todos los municipios de Kailahun para que no se les escape ni un fallecimiento.

78ebf94237a55411649916dfcffc233c

Hilda de Klerk, responsable de MSF en Kailahun, dice: “Les decimos que tienen que cambiar sus hábitos, que no pueden tocar sus cadáveres, ni abrazarlos ni enterrarlos. Es duro. Pero saben que el ébola está aquí, conocen sus consecuencias y el miedo es poderoso. Están cambiando”.

837fb862b401fde67cdbd8999bd985e4

Fuente:  

http://sociedad.elpais.com

Autor:

Trato hoy desatando y doy la amargura feliz al prójimo, en la vida que ya viví en la soledad amamantada, no hay un gramo de color no vivido,el que yo quiero, lo otro es el orgullo de nuestras naciones, que nos impulsan denostados, al vergel del paraíso, una y otra vez lo juro; pero no me lleves la contraria, cuando se te ven los ojos rubillos, de querer lo que no se puede, de hecho lo conseguido me deja vivir bien, y sentir el cariño del país y sus vienes raíces, estoy bien ,esto no es poco ,lo que vamos viendo... José María Medina Esteban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s